4 de diciembre de 2008

Una de cada cinco maltratadas riojanas retira la denuncia durante el proceso judicial

De los 207 casos que se juzgaron por violencia doméstica en la comunidad el pasado año, el 82% acabó con una condena

Una de cada cinco mujeres riojanas retira su denuncia antes de que el proceso llegue a más, según los datos del Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género referidos al primer trimestre del 2008 y que confirman los del pasado año. De esta forma, La Rioja se convierte en la segunda comunidad española, sólo detrás de Navarra, en la que más mujeres prefirieron parar por voluntad propia los resortes de la Justicia y así evitar una posible condena contra su agresor.

En total, de las 181 denuncias recibidas desde enero hasta abril de este año en la comunidad, 35 mujeres han renunciado a seguir con la denuncia. Un porcentaje casi idéntico se extrae de las cifras del 2007, cuando de los 749 casos abiertos, 150 concluyeron con una renuncia al proceso judicial. Las mujeres inmigrantes son ligeramente más proclives a cerrar las denuncias 'en falso', sin llevar el proceso adelante.

Mientras, la reacción de las maltratadas en el resto de España es diametralmente opuesta a la de La Rioja. Sólo el 10% de las denuncias por violencia machista acabó en nada por la renuncia de los querellantes, según los datos del Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género.
Resulta significativo que la gran mayoría de las denuncias que no son retiradas antes de llegar a los juzgados acaben con sentencias condenatorias. Así lo demuestra el informe de la Fiscalía de La Rioja, que contabilizó 207 juicios a lo largo del 2007, de los que 171 (el 82%) acabó con una condena.

Dos tercios esperan
Uno de los actuales objetivos de la Justicia es que las mujeres maltratadas denuncien al recibir la primera agresión y así atajarlas desde el momento inicial. Pero, por ahora, todavía no se ha conseguido.

En La Rioja, los datos de la Fiscalía señalan que sólo un 38% denuncian después de la primera agresión, mientras que el resto denuncia después de sufrir varios episodios de agresión y violencia familiar.

El Observatorio de la Violencia de Género de La Rioja se reunió ayer en Logroño para analizar los datos recopilados durante el 2007. Por ejemplo, durante el pasado año se atendieron 1.718 consultas telefónicas en el número de atención a la mujer (900 711 010), mientras que el teléfono municipal de ayuda a la mujer maltratada (900 101 555) fue utilizado por 423 usuarias, la mitad de ellas menores de 34 años.

En cuanto a citas personales, por el Centro Asesor de la Mujer, ubicado en Vara de Rey, pasaron 156 féminas el pasado año, la mayoría (120 casos) por malos tratos.

Para los casos necesitados de cambio de domicilio y protección, La Rioja cuenta con un piso de emergencia destinado. En el 2007, 70 mujeres debieron utilizar este servicio (dos de cada tres provenientes de ámbitos urbanos) y 74 niños acabaron, junto a sus madres, en estos domicilios temporales destinados a la salvaguarda y reinserción social de las mujeres agredidas. La mayoría de las usuarias de este servicio (el 77%) eran extranjeras y un tercio de éstas se encontraban en situación irregular en España.

Por último, también se recordó en la reunión que 25 mujeres cuentan en La Rioja con móviles GPS, mientras otras dos poseen una pulsera para evitar el acercamiento de sus agresores.

V. SOTO
www.larioja.com

1 comentario:

GuayaquilSpy dijo...

tienen un buen blog, unanse a la campaña contra la violencia en el hogar en http://violenciafamiliarguayaquil.blogspot.com